domingo, 24 de noviembre de 2013

Huevos Benedict con salmón.

Los Huevos Benedict son un plato que consiste básicamente en cubrir una rebanada de pan con huevos escalfados y salsa holandesa. Es rápido y fácil de hacer, hoy os lo presento acompañado de salmón ahumado, una conjugación perfecta y buenísima.

Lo que más nos puede complicar este plato es la salsa holandesa que consiste en montar yemas de huevo con mantequilla clarificada. Pero si tenemos paciencia y seguimos los pasos correctamente no nos supondrá ningún reto.

Necesitaremos para dos personas:

-Pan de chapata.
-4 huevos.
-Sal y pimienta.
-Salmón ahumado.

Para la salsa Holandesa:

-3 yemas de huevo.
-125 gr. de mantequilla.
-Una cucharada de zumo de limón.
-Pizca de sal.

Para realizar la salsa Holandesa, primero pondremos la mantequilla, en un cazo a derretir, a fuego suave (no tenemos que dejar que la mantequilla se caliente mucho). En este proceso tenemos que evitar remover la mantequilla, así que mejor que no toquemos el cazo.
Poco a poco veremos como una espuma blanca se va concentrando en la superficie. Cuando tengamos una buena cantidad de espuma y ayudados por una espátula, tenemos que retirarla pero con cuidado, dejando así la mantequilla clarificada. Una vez tengamos esto preparado, reservamos para que se temple un poco pero no dejemos que se enfríe mucho, ya que necesitamos que este templada.

En un bol ponemos las tres yemas con el zumo del limón y la sal, ayudados con una varilla montamos las yemas. 
Cuando estas estén ya montadas tenemos que ir incorporando la mantequilla poco a poco, al igual que hacemos cuando se hace mayonesa con el aceite. En este proceso no podemos dejar de darle a las varillas enérgicamente para evitar que se nos corte.

Un truco fácil es hacer este proceso cerca de una fuente de calor, ya que nos ayudará a hacer la salsa.

Huevos escalfados:

En una cazuela ponemos agua a hervir, con un chorro de vinagre y le añadimos sal.
Un truco bueno para hacer los huevos escalfados y que queden redondos es: antes de poner los huevos dentro del agua, ayudados con una cuchara o una varilla, hacemos que el agua gire consiguiendo un pequeño remolino, es entonces cuando incorporamos los huevos, ese movimiento va a conseguir que los huevos se cocinen mejor y tomen una forma mas redonda.
Cuando estén cocinados los sacamos y metemos en agua fría, con esto conseguimos que la clara quede mas tersa y quitarles el posible sabor a vinagre.

Ahora solo nos queda montar todo. Pre-calentamos el horno con la función de grill. Cortamos una buena rebanada del pan de chapata y lo tostamos ligeramente. Ponemos una primera capa de salmón, después encima dos huevos, otra capa de salmón y terminamos cubriendo con la salsa holandesa. Metemos en el horno hasta que este dorado y espolvoreamos por encima un poco de eneldo. 

Receta fácil y rica, para compartir con los amigo en plan tapas, perfecta!!

Esta receta no estaría en este blog si no fuese por María Coleto, que además de ser muy buena cocinera, le encanta al igual que a mi probar cosas nuevas. Así que esta es toda tuya!

Que aproveche!!




jueves, 10 de octubre de 2013

Salmorejo Cordobés


Hola de nuevo, hoy os presento uno de mis platos preferidos para el verano, aunque me gusta tomarlo durante todo el año. Es refrescante y está buenísimo. 

El salmorejo tiene la consistencia final de un puré o de una salsa espesa y se suele acompañar con otros ingredientes al gusto, aunque yo me quedo con un poco de huevo duro y un buen jamón ibérico. Lo más importante es utilizar un excelente aceite de oliva virgen extra y que los tomates lo acompañen. Es una receta contundente, económica y muy nutritiva, que puede servir como primer plato o como único dependiendo del acompañamiento.

Vamos a necesitar:

-1 Kg de tomates bien rojos y maduros.
-125 ml de aceite de oliva virgen extra.
-Pan de Telera (pan blanco típico de Córdoba), o cualquier tipo de plan blanco si no podéis encontrar este(mejor que tenga mas de un día).
-1 diente de ajo.
-Sal.


La elaboración es de lo mas sencillo:

Lavamos bien los tomates, los partimos en cuartos y reservamos. 

Pelamos el ajo y le quitamos la parte central para que no repita. 

Sí el pan esta duro, podemos ponerlo con un poco de agua aunque después debemos escurrirlo perfectamente. Troceamos y reservamos. 

Ponemos todo en una batidora, preferiblemente de vaso ya que nos ahorrará tiempo y quedará mucho más fino. Batimos todo e incorporamos el aceite y la sal. 
Vamos probando para corregir de sal y en poco tiempo deberíamos tener una crema más bien espesa y sabrosa. Sólo nos falta meterla en el frigorífico para que se enfríe bien. 

A la hora de servir picamos un poco de jamón Serrano (y un huevo opcional), y terminamos con un chorrito de aceite de oliva en crudo. 

Que aproveche!!


sábado, 31 de agosto de 2013

Cupcakes de zanahoria

Yo creo que ya todos sabéis de que se trata un cupcake, ya que desde hace poco nos invade una nueva forma de ver la repostería, o por lo menos nos cambia la idea de nuestra repostería tradicional. Esta nueva tendencia, proviene del otro lado del charco y nos llega perfeccionada de la mano de los reposteros ingleses.

La repostería creativa, consiste en dar forma y color a todos los postres que podamos imaginar. Utilizan materiales como el fondant, los glaseados, y una infinidad de toppings. Consiguen verdaderas obras de arte, que ademas se comen!

Bueno hoy yo os voy a presentar un cupcake que para mi es de los mejores, por su textura y por su profundo sabor. Cupcakes de zanahoria.

Vamos a necesitar: (para 12 cupcakes).

-180 gramos de zanahorias, peladas y rayadas.
-140 gr. de harina.
-115 gr. de azúcar.
-2 huevos.
-120 ml. de aceite oliva suave.
-1 cucharada de café de bicarbonato de soda.
-1 cucharada de café de canela en polvo.
-5 nueces peladas y machacadas.

Pelamos y rallamos la zanahoria y la reservamos.
En un bol mezclamos la harina, el bicarbonato y la canela y reservamos.
En otro bol mezclamos el azúcar con los huevos y batimos hasta que doble su tamaño y añadimos el aceite.
Con la ayuda de un colador, tamizamos la harina, el bicarbonato y la canela y se la añadimos a la mezcla anterior, cuando este todo bien mezclado, añadimos la zanahoria y las nueces machacadas.
Calentamos el horno a 160 grados y preparamos nuestros moldes de magdalenas, aquí es preferible disponer de un molde especial para cupcakes, que ya podemos encontrarlos en cualquier gran superficie, ya que ayudaran a que no se abran  los moldes de papel.
Vertemos nuestra masa en los moldes hasta 3/4 de su capacidad, los metemos en el horno durante 20 o 22 minutos aprox. , sabremos que están perfectos si al meter un palillo éste sale limpio.


Este tipo de magdalena suele ir decorado normalmente con una crema de queso que se prepara con:

-150 gr de crema de queso, tipo Philadelphia, a mi me gusta el Mascarpone.
-60 gr. de mantequilla a temperatura ambiente. 
-300 gr. de azúcar glacé. 
-1 cucharada de leche.

Batimos la mantequilla con el azúcar y después añadimos la crema de queso y la leche, mezclamos con la ayuda de una varilla eléctrica hasta conseguir una crema fina. También podemos aromatizar con un poco de vainilla.

Con la ayuda de una manga pastelera y la boquilla que mas nos guste, podemos decorar nuestros cupcakes de zanahoria, siempre y cuando estos ya estén fríos. Un truco es mantener los cupacakes en el frigorífico durante una noche y al día siguiente decorarlos.

Buen provecho!




martes, 30 de julio de 2013

Sultanas de coco

Ingredientes como la miel, los frutos secos, la canela, la matalaúva que tanto usamos en nuestra cocina, sobre todo en el sur, provienen de la cultura Andalusí. Podemos encontrarlos en muchos de los postres que preparaban y siguen preparando muchas abuelas y también en zonas como Córdoba o Granada. 
Hoy vamos a preparar un postre muy típico de Córdoba como son las sultanas de coco, de origen Árabe.
Se cuenta que ya Abderamán III, el primer califa omeya de Córdoba, las ofrecía a sus comensales.







Ingredientes:

-3 huevos medianos.
-250 gramos de azúcar.
-250 gramos de coco rallado.
-Un poco de leche.( solo si fuese necesario)



En un bol ponemos los huevos, batimos para romperlos y añadimos el azúcar. Con una varilla manual o ayudados por una batidora, batimos hasta que blanquee y tenga algo más de volumen. A continuación añadimos el coco rallado y mezclamos bien hasta conseguir una pasta. No tiene que estar ni muy espesa ni tampoco muy líquida. Si notamos que nos a quedado demasiado espesa podemos añadir un poco de leche. 

Pre calentamos el horno a 160 grados. En una bandeja ponemos papel de horno y con la ayuda de una manga pastelera vamos poniendo pequeñas bolas de nuestra masa, yo utilizo una boquilla rizada para darles forma a las sultanas. Si no disponemos de la manga pastelera podemos con una cuchara hacer pequeñas bolas.

Tienen que estar unos 25 minutos en el horno, cuando las saquemos espolvoreamos coco por encima y dejamos que enfríen. 

Es un postre rápido y fácil de hacer, el resultado es muy bueno y a media tarde sientas de maravilla, cuidado que después no puedes parar de comerlos jejeje.




domingo, 9 de junio de 2013

Ensalada de alubias blancas

Hola a todos de nuevo,
Hoy os presento una ensalada muy refrescante y nutritiva para estas fechas que se acercan ya de calor.
Es muy sencilla de preparar y además nutricionalmente es muy completa.
Vamos a necesitar:

-Un bote de alubias ya cocidas.
-2 tomates.
-1 pimiento rojo.
-1 pimiento verde.
-1 cebolleta.
-1 pepino.
-Una pizca de comino.
-Sal, pimienta, aceite de oliva y vinagre de vino.


Preparación:

Cortamos los tomates, la cebolla, los pimientos y el pepino en dados pequeños. Enjuagamos bien las alubias y las incorporamos en una ensaladera junto a las verduras que hemos cortado anteriormente, salpimentamos al gusto y hacemos una vinagreta con el aceite, vinagre y una punta de comino, aliñamos todo bien y a disfrutar.

Yo recomiendo que repose un poco en el frigorífico una vez que este terminada, así estará fresca y tomadita.

Buen provecho!!


martes, 4 de junio de 2013

Espinacas con garbanzos al puro estilo Sevillano.

Un plato fácil de preparar y que si no lo habéis probado nunca os sorprenderá por su sabor .
Necesitaremos:

-Un bote de garbanzos ya cocidos.
-Una bolsa de espinacas.
-6 dientes de ajo.
-Pan.
-Comino, pimentón, sal y vinagre de vino.

Empezamos cociendo las espinacas en abundante agua durante unos 5 o 6 minutos, después escurrimos bien y reservamos.

En una sartén grande, cubrimos la base con aceite de oliva y añadimos tres dientes de ajo cortados en finas láminas y el pan cortado en rodajas, doramos y pasamos todo a un bol. Podemos ayudarnos con una batidora o bien hacer un majado a mano. Añadimos un poco de vinagre y algo de caldo de la cocción de las espinacas, media cucharada de café de comino, sal y trituramos todo bien.

En la misma sartén ponemos un poco mas de aceite y añadimos el resto de ajos, previamente machacados con la mano, y las espinacas, cocinamos para quitar posible resto de agua y fuera del fuego añadimos una cucharada de café de pimentón. Mezclamos todo bien y a continuación añadimos los garbanzos y la masa que hicimos anteriormente. Bajamos el fuego y dejamos que todo se mezcle.

Para terminar podemos tostar unas pequeñas rebanadas de pan para acompañar a nuestras espinacas.

Como podéis ver todo rápido y fácil. Animaros a hacer esta receta, no os arrepentiréis!

Buen provecho!!


Espinacas con garbanzos

martes, 9 de abril de 2013

Pollo al horno

Hola a todos!
Como ya dije en otra publicación, tengo una debilidad por el pollo y me gusta prepararlo de mil maneras, por eso hoy os quiero presentar una receta de pollo al horno. Es muy sencilla de hacer, podemos adaptarla según los comensales que tengamos y sobre todo resulta muy barata, que es algo muy importante en estos tiempos que corren.

Vamos a necesitar, para dos personas:

-1 cuarto trasero de pollo.
-1 cebolla.
-2 pimientos verdes, no muy grandes.
-5 dientes de ajo.
-Medio pimiento rojo.
-Vino blanco ( Un vaso ).
-Romero fresco en rama.
-Sal, aceite, pimienta.
-Mantequilla.


Empezamos pre-calentando el horno a 200 grados.

En una fuente, apta para el horno, ponemos el pollo salpimentado y encima unos taquitos de mantequilla, metemos en el horno y dejamos unos 15 minutos para que se nos selle.

Ahora pelamos las patatas y la cebolla. Cortamos la patata en gajos y la cocinamos en una sartén  con un poco de aceite y dos dientes de ajos machacados con la mano, pero solo un poco para que después en el horno se terminen de hacer. Seguimos con la cebolla cortándola en dados medianos y con el pimiento rojo, que lo cortamos en fina juliana.

Pasados los 15 minutos sacamos el pollo y lo retiramos de la fuente. En ella ponemos, haciendo una cama, las patatas, la cebolla y el pimiento rojo. El pimiento verde lo añadimos entero, y por último ponemos los ajos (también abiertos con un golpe seco con la mano), el romero y encima de todo el pollo. Salpimentamos bien, ponemos un chorro de aceite de oliva y un poco del vino blanco y para el horno.

 Tenemos que cocinarlo durante 45 minutos a 200 grados, y a la media hora regarlo con el vino restante. Pasado este tiempo el pollo y todas las demás verduras tienen que estar ya en su punto, pero para que quede aún mas apetecible, ponemos unos 5 minutos el grill y esto hará que se nos dore la corteza del pollo y quede muy crujiente.

Como podéis ver no es una receta muy complicada, y como dije antes si tenéis más invitados solo hay que comprar más pollo y poner algo mas de verduras. Espero que os guste y que os animéis a probarlo.

Buen provecho!!







viernes, 5 de abril de 2013

Taleguillas de pollo

Para hoy os presento unas taleguillas elaboradas con pasta filo.

La pasta filo o masa filo es una masa empleada en la gastronomía del Medio Oriente, del Magreb, de Turquía y de los Balcanes, y que se caracteriza por ser muy delgada, casi translúcida. Se usa a menudo en finas capas superpuestas que recuerdan a un hojaldre, aunque su elaboración sea muy distinta. Puede hacerse frita, en el horno, cocida...Tenemos que tener cuidado a la hora de manejar esta pasta, ya que si no la mantenemos hidratada tiende a secarse y romperse, por eso siempre es bueno ponerle un trapo húmedo por encima mientras no la estemos manejando.

Vamos a necesitar para dos personas:

-250 gr de pollo cortado en finas tiras.
-2 láminas de pasta filo, cortadas en cuatro cuadrados grandes.
-Un poco de nata líquida para cocinar.
-Una cebolla pequeña.
-Un diente de ajo.
-Media guindilla roja.
-Ramita de limoncillo ( como ya comente en otra receta, podéis conseguirla en los hiper que venden productos especiales asiáticos).
-Queso rallado.


En una sartén ponemos el ajo y la cebolla y dejamos pochar a fuego lento. Cuando veamos que tiene ya un color dorado añadimos el pollo. Cocinamos y añadimos el limoncillo, la guindilla cortada fina y un poco de nata. Dejamos que todos los ingredientes se mezclen bien.

Ahora cortamos nuestra pasta filo en grandes cuadrados, vamos a necesitar 4, ya que vamos hacer dos taleguillas para cada uno. Yo utilizo un molde especial donde hago magdalenas, ya que me ayudo de los huecos para hacer la forma, pero también podemos hacer una especie de bolsita con la mano. Colocamos dentro de cada bolsita un poco de nuestro preparado y cerramos dando unas vueltas a la pasta, pero con cuidado de que no se nos rompa. Bañamos con un poco de aceite para que coja colorcito en el horno.

Con el horno precalentado a 180 grados , metemos las taleguillas y dejamos unos 7 minutos, pasado este tiempo ponemos por encima de cada una de ellas un poco de queso y dejamos en el horno hasta que veamos que tiene color dorado.

Ya lo tenemos todo, podemos acompañar con una ensalada o con patatas, yo en mi caso me hice una tortilla.

Plato fácil y rápido, quizás la única complicación la tengamos a la hora de manejar la pasta filo, pero con paciencia todo sale.

Buen provecho!!